FALTAN
Los Cabos B.C.S. a 5 de agosto de 2016

Ganar más que una medalla

por
Federico Martínez
@apunte1916
Maratón Los Cabos
A
l tiempo que Soraya Jiménez levantaba aquellos 92.5 kg en Sídney, se desplomaba el mito que le negaba a la mujer mexicana el honor de ganar una medalla olímpica. Cierto es que María Teresa Ramírez y Pilar Roldán lo habían conseguido en México 1968, pero en ese entonces los defensores de esta quimera machista la sostuvieron diciendo que el triunfo se debía a la localía. El siglo XX ha visto a las mujeres tomar las riendas del deporte mexicano en la máxima justa. Al legado de la fuerza de Soraya siguió la velocidad de Ana Gabriela, la destreza de Belem Guerrero y la agilidad de María Espinoza, entre otras mujeres que rompieron las barreras culturales de un país que las veía con asombro. Desde el 2000, México ha obtenido 20 medallas olímpicas; 11 de ellas se han colgado en el cuello de las mujeres. El cambio en el panorama ha sido radical; en las lejanas tierras australianas Soraya fue la única medallista mexicana al lado de 5 hombres y en los últimos juegos olímpicos celebrados en Londres 2012, 5 de los 7 podios mexicanos fueron para mujeres. En Río de Janeiro 2016 la delegación mexicana cuenta con destacadas atletas como Paola Espinoza, Aida Román y Nuria Diosdado. En el Atletismo la mira estará puesta en las dos medallistas de oro en los Juegos Panamericanos Toronto 2015; María Guadalupe González (20 km de marcha) y Brenda Flores (10 mil metros planos). La primera llega con la medalla de plata conseguida en el Campeonato Mundial de Marcha en Roma hace 3 meses mientras que Flores posee el récord panamericano de la especialidad. La prueba de los 10 mil metros en la que participa Brenda Flores está programada para el viernes 12 de agosto en el Estadio Olímpico. Ese día, la etíope Tirunesh Dibaba buscará la hazaña de ganar por tercera vez consecutiva la prueba. Los pronósticos sitúan a la mexicana entre los primeros ocho lugares, pero su progresión en los últimos meses despierta mayores esperanzas. Por su parte, María Guadalupe González entrará en actividad el viernes 19 de agosto en la zona costera de Pontal. La marchista mexicana tendrá la difícil misión de vencer a las chinas Liu Hong Yu y Wang Yan, oro y plata en los últimos campeonatos mundiales de atletismo. Una complicada tarea en la que no estará sola, pues su compatriota Alejandra Ortega también participará en la prueba. La mirada del aficionado mexicano hacia sus representantes femeninas es ahora otra. En Río 2016 ya no nos sentaremos ante la televisión con la sensación de ver una proeza. Por el contrario, gran parte de las esperanzas de triunfo están depositadas en nuestras deportistas que competirán en Brasil. El cambio se debe a la valentía de un grupo mujeres que se decidieron a ganar más que una medalla.